Inicio / Novedades / 7 Destinos Romanticos Alternativos

7 Destinos Romanticos Alternativos

Imagen Ilustrativa

Roma, París o Venecia han sido ciudades emblema del romanticismo pero, más allá de estos iconos, por todo el planeta se despliegan ciudades que albergan pasión y propuestas para románticos empedernidos.

 Heidelberg (Alemania)

Esta pequeña ciudad alemana rebosa cosmopolitismo además de belleza, lo que la convierte en un destino perfecto para paseos llenos de sorpresas. Heidelberg cuenta con un casco histórico que parece contenerse en el tiempo, al igual que las ruinas del Castillo por las que merece perderse o bien contemplarlas desde sus jardines, con la hermosa vista de la ciudad dividida por el río Neckar. Si hablamos de insignias románticas el puente de Heidelberg es perfecto para tomarse un descanso al final del día y disfrutar del atardecer antes de buscar el lugar apropiado para una linda cena.

Estambul (Turquía)

Estambul es la ciudad sobre dos continentes, la combinación entre oriente y occidente, entre tradición y vanguardia, con el Bósforo como custodio incomparable. Precisamente el Bósforo puede recorrerse a cualquier hora a bordo de los ferrys que unen las dos orillas de la ciudad. De vuelta a tierra algunas visitas obligadas son el Palacio de Topkapi que se se eleva sobre el Cuerno de Oro y el Mar de Mármara y disfrutar del Bósforo desde las alturas. Y más. Santa Sofía, todo un referente el arte bizantino; la Mezquita azul, con sus seis minaretes; el gran bazar para adentrarse en la magia de los cuentos, entre tiendas, talleres o restaurantes; el puente Gálata, para contemplar a los pescadores y cenar cualquier delicia, o atrapar la esencia de Estambul con un recorrido por el bazar de las especias, sin olvidarse de las posibilidades de retirarse en un hammam y disfrutar de un buen masaje.

Matera (Italia)

En el sur de Italia se encuentra Matera. Una ciudad como de cuento excavada en las rocas para transportar al viajero a otro tiempo y engatusarlo por su belleza sublime. Al amanecer, con la luz del mediodía, en el ocaso o en la noche más intensa, Matera es un espectáculo. Dormir en un hotel construido en la pared de una montaña, contemplar los frescos que conservan sus iglesias rupestres, saborear sus famosos pimientos fritos o mirar desde arriba su laberinto de calles con formas indefinibles resulta una combinación perfecta para una escapada romántica.

Buenos Aires (Argentina)

Las ciudades bulliciosas no suelen considerarse propicias para el amor. Pero lo son, por su encanto y por sus posibilidades inagotables. Buenos Aires alberga muchas ciudades en una y se convierte en un destino ideal para enamorarse. Pasear por el río de la Plata, entre Olivos y San Isidro; perderse por el Palermo viejo y saborear delicias gastronómicas en restaurantes de diseño; recorrer el genuino San Telmo entre mercados, negocios y tangos que se escuchan y se bailan; tumbarse al sol en el Jardín Japonés o en las Barrancas de Belgrano; perderse en el laberinto de Parque Chas para jugar a encontrarse, pasear por la noche por la calle Corrientes, entre sus teatros y librerías, o caminar a la vera del río por Puerto Madero y tomar algo en los decks son algunas de las propuestas para un viaje con amor.

San Petersburgo (Rusia)

En la ciudad más imperial de Rusia se puede vivir un viaje de leyenda que puede inaugurarse en la Fortaleza de Pedro y Pablo, donde se construyó San Petersburgo y que hoy alberga las tumbas de los zares rusos, para continuar con una visita al Museo Hermitage, uno de los más importantes del mundo. Recorrer las entrañas de esta ciudad subidos en el metro más profundo del mundo así como contemplar las vistas que se muestran desde sus puentes levadizos son opciones propicias para un retiro romántico con todos los elementos.

Cusco (Perú)

Para enamorados aventureros, Cusco es un destino inigualable, no solo por su legado histórico y monumental sino  también por su inmejorable ubicación entre montañas, valles, selvas, bosques profundos, lagunas y ríos, además de su principal encanto: el Santuario Natural y Ciudadela de Machu Pichu. La oferta de Cusco rompe los cánones del romanticismo de manual pero resultan inmejorables las posibilidades que ofrecen sus paisajes naturales, la belleza inconmensurable de la arquitectura de los Incas o el arte de sus iglesias coloniales. Pasear por la Plaza de Armas o recorrer el barrio de los artesanos de San Blas, además de salir de los confines de la ciudad para visitar las ruinas de Sacsayhuaman, Qenko o baños del inca son algunas de las opciones que sin duda se completarán saboreando cualquiera de las delicias de la extraordinaria gastronomía peruana.

Hangzhou (China)

Hangzhou es una de las ofertas románticas de oriente, de hecho es uno de los destinos predilectos de los recién casados en China. Incluso Marco Polo la consideró la ciudad más suntuosa y elegante del mundo. Su impresionante Lago del Oeste, en el corazón de la ciudad, ofrece un paisaje que varía a lo largo del día y según las estaciones y desde el que se puede contemplar una de las atracciones más significativas de la ciudad: la Pagoda de las seis armonías. Sin duda, uno de los enclaves mágicos de esta ciudad es el templo de Lingyn, ubicado en el monte Felai y en el que se contemplan, en las paredes de la montaña, cerca de 500 tallas budistas.

Por: Henar Riesgas

Fuente: www.todoparaviajar.com